Conocimiento CEMO

Los deflectores para bidones son la solución.

Cualquiera con experiencia en el transporte de líquidos conoce el desafío: los líquidos y las mercancías peligrosas se ponen en movimiento relativamente rápido por la fuerza centrífuga al arrancar, en las curvas y al frenar. Cuanto mayor sea la cantidad de líquido y más rápido sea el vehículo, mayor será la fuerza que actúe sobre el medio de transporte.

Un balanceo excesivo hacia delante y hacia atrás puede tener un efecto desfavorable en el comportamiento sobre la carretera. En el peor de los casos, el propio vehículo podría volcar. Los deflectores evitan este problema. Al dividir el tanque en varias secciones, reducen los movimientos del fluido en su interior: a menor balanceo, menor riesgo de accidentes.

Deflectores para bidones de GRP de hasta 10 000 litros

 

En el bidón de GRP de CEMO, se instalan deflectores en dos mitades del bidón para los vehículos que circulen a mayor velocidad. Esto es lo que se recomienda a partir de un tamaño de bidón de 1000 litros y le permitirá transportar líquidos y mercancías peligrosas con seguridad.

¿Y si no basta con un bidón de 1000 litros? CEMO le ofrece soluciones seguras para bidones de hasta 10 000 litros:

Bidones de 1000 a 5000 litros: 2 deflectores

Bidones de 5000 a 7500 litros: 3 deflectores

Bidones de 7500 a 10000 litros: 4 deflectores

Asesoramiento y competencia

Estaremos encantados de asesorarle sobre nuestros tanques y deflectores. Con una amplia gama de accesorios, estamos a su disposición para sus grandes y pequeños desafíos. Para que su transporte llegue a salvo y usted se quede tranquilo.

Desconecte el almacenamiento y la carga de las baterías de litio

Protección perfecta con los sistemas de almacenamiento y transporte seguro de CEMO.

«Ir

DT-Mobil COMBI - Repostar siempre y en todas partes

Hágase independiente con una estación de servicio móvil COMBI para diésel y AdBlue®.

«Ir

Los sistemas de riego móviles son adecuados para el riego profesional de grandes áreas y parques.

Los tamaños medianos se utilizan en la jardinería y el paisajismo, así como en la limpieza de edificios. Todas las unidades están completamente ensambladas con motobombas y carretes de manguera giratorios. Con los bidones de GRP, existen sistemas de riego con una capacidad de hasta 6000 l.