Baterías de litio

Normas y reglamentos importantes

Normas de almacenamiento

 

Actualmente no hay regulaciones públicas para el almacenamiento de baterías de litio. Pero esto no significa en absoluto que no haya ningún tipo de obligación. Las baterías de litio son productos bajo el reglamento REACH y, por lo tanto, por definición, no son sustancias peligrosss. Sin embargo, todos están de acuerdo con que las baterías de litio deben tratarse y almacenarse internamente como una sustancia peligrosa (véase también VdS 3103).

El almacenamiento de las baterías de litio está influido significativamente por su clasificación de rendimiento: bajo, medio y alto rendimiento (véanse las normas de seguridad generales y específicas). Por parte de los aseguradores, existen recomendaciones escritas (folleto VdS 3103) que se consideran equivalentes e igualmente vinculantes.

 

Para el almacenamiento de las baterías de litio se pueden establecer analogías con los reglamentos de transporte de mercancías peligrosas y la ordenanza de materiales peligrosos o el reglamento técnico para materiales peligrosos:

 

de acuerdo con la ley sobre mercancías peligrosas: Diseño de protección basado en el potencial de peligro, por ejemplo, diferenciación entre productos nuevos, baterías fuera de uso, baterías dañadas, prototipos, etc.

 

de acuerdo con la ley de sustancias peligrosas: Diseñar la instalación de almacenamiento como una instalación de almacenamiento de materiales peligrosos de acuerdo con TRGS 510, incluyendo el diseño como F90, restricción de acceso, ventilación, prohibición de almacenamiento combinado.

 

Las siguientes soluciones de almacenamiento han demostrado su eficacia en la práctica:

 

Armarios de seguridad según EN14470

 

Sistemas de transporte y contenedores conformes con ADR con función de protección contra incendios

 

Recipientes de protección contra incendios con resistencia a incendios probada

 

Otras condiciones adicionales:

 

El almacenamiento solo se permite si las baterías de litio se prueban de acuerdo con la norma UN38.3, de lo contrario, solo después de una evaluación de riesgos apropiada.

 

¡No realice las cargas en el área de almacenamiento!

 

La carga debe considerarse independientemente del almacenamiento.

 

Solo las necesidades diarias fuera de los almacenes

 

Limitación de cantidad mínima o encapsulación

 

El seguro de bienes y, en el caso de cantidades mayores, el cuerpo de bomberos debería participar en el proceso de toma de decisiones para un almacenamiento correcto. Véase también el concepto de protección contra incendios.

 

Normas de transporte 

Las baterías de litio son oficialmente mercancías peligrosas de clase 9 (diversas sustancias y objetos peligrosos) desde 2009. ¡Y eso es algo bueno! En el caso de las pequeñas baterías de litio (<100 Wh), los legisladores han facilitado el manejo de, por ejemplo, baterías portátiles, teléfonos móviles o baterías de ordenadores portátiles mediante la disposición especial 188 del ADR. En determinadas condiciones, su transporte no entra en el ámbito del transporte de mercancías peligrosas como las baterías de mayor tamaño, que es considerablemente más complicado.

 

Se deben tener en cuenta los siguientes puntos en relación con el transporte:

 

UN 3090 (baterías de metal de litio) o UN 3480 (batería de iones de litio)

 

Clasificación en baterías de litio pequeñas (según SV188) o más grandes

 

Elección del contenedor o embalaje

 

Método de embalaje correcto

 

Etiquetado conforme a ADR

 

Para las baterías de litio hay varias regulaciones especiales e instrucciones de embalaje en el ADR (es decir, transporte por carretera). Estas difieren, en algunos casos considerablemente, en los requisitos asociados a ellas y en la elección del contenedor o el embalaje.

 

ADR distingue entre:

 

Baterías de litio nuevas/intactas (caso normal)

 

Baterías de litio en fase de prototipo

 

Baterías de litio defectuosas o dañadas

 

Baterías de litio para eliminar/reciclar

 

En principio, el transporte por aire es mucho más complicado y está estrictamente prohibido enviar baterías de litio defectuosas o dañadas. Ha habido demasiados accidentes relacionados con baterías de litio en aviones, algunos de ellos incluso con colisiones. Es aconsejable consultar de antemano al proveedor de servicios de transporte qué es lo que debe tenerse en cuenta.

 

Normativa legal – obligación de instrucción:


Todas las personas que participen en el transporte de mercancías peligrosas (por ejemplo, baterías de litio) DEBEN ser instruidas en los requisitos de su área de trabajo y responsabilidad. Incluso aquellas que no están sujetos a la ley sobre mercancías peligrosas (por ejemplo, por el SV 188) deben saber exactamente por qué están exentas y qué condiciones deben cumplir.

 

Particularidad: El transporte de baterías de litio como mercancías peligrosas


Las baterías de litio se consideran mercancías peligrosas según la ley de transportes. La aprobación del contenedor por parte de las Naciones Unidas no justifica por sí sola todos los requisitos para llevar a cabo el transporte de baterías de litio conforme al ADR en todos los casos. Por lo tanto, recomendamos a nuestros clientes que adquieran los conocimientos técnicos adecuados en la materia y que capaciten extensamente a los empleados responsables para que los contenedores se utilicen de acuerdo con la normativa. Esto incluye el conocimiento adecuado de las instrucciones oficiales de embalaje, el marcado de acuerdo con el ADR y el manejo consciente de, por ejemplo, las baterías de litio dañadas.

 

Reglas generales de seguridad 

 

De acuerdo con GDV/VdS, debe observarse principalmente (también para cantidades pequeñas):

 

Cumplimiento de todas las especificaciones de los respectivos fabricantes y de las hojas de datos técnicos de los productos

 

Prevención de cortocircuitos externos (protección contra cortocircuitos en los polos de la batería, por ejemplo, mediante el uso de tapas para polos)

 

Prevención de cortocircuitos internos (protección contra daños mecánicos)

 

No exponer a altas temperaturas o fuentes de calor de forma directa y permanente (por ejemplo, también a la luz solar directa)

 

En las zonas no protegidas por sistemas automáticos de extinción, debe mantenerse una separación estructural o espacial de al menos 2,5 m de otros materiales inflamables.

 

Las baterías de litio dañadas o defectuosas deben retirarse inmediatamente de las zonas de almacenamiento y producción y almacenarse temporalmente a una distancia segura o en una zona de protección contra incendios hasta su eliminación.

 

Solo podrán almacenarse las células y baterías para las que se disponga de pruebas de conformidad con la norma ONU 38.3 (los prototipos podrán almacenarse en casos excepcionales y solo con una evaluación de los riesgos).

Cuando se cargan las baterías, deben observarse las instrucciones de los fabricantes y aseguradores.

Fuente: VdS 3103

 

Reglas de seguridad específicas

De acuerdo con GDV/VdS, debe observarse en particular:

Baterías de litio de baja potencia (≤ 100 Wh)

 

Para las baterías de esta categoría se aplican las normas  de seguridad generales;   para  estas  no  hay  normas  de seguridad  específicas.  Para  cantidades almacenadas  mayores  (volúmenes superiores a 7 m³ o más de seis palés) se aplican las instrucciones para las baterías de litio de capacidad media.

 

Baterías de litio de capacidad media (> 100 Wh y ≤ 12 kg)


Las zonas con baterías de media potencia deben estar separadas de otras  zonas   espacialmente   (al menos   5   m)   o  estructuralmente  y a prueba de incendios.   Debe   evitarse el   almacenamiento mixto   con   otros   productos,   que   podrían   acelerar  un  incendio.  La  zona de almacenamiento  debe estar vigilada  por  un sistema de  alarma  de  incendios adecuado  con conexión a un lugar permanentemente  supervisado.  En  caso  de que  haya sistemas de extinción  de  incendios , debe  tenerse  en  cuenta  la  información  en  relación  con los extintores   adecuados en las hojas de datos técnicos correspondientes.  Para  cantidades de almacenamiento mayores  (superficie ocupada > 60 m² y/o alturas de almacenamiento > 3 m) se aplican las instrucciones para baterías de litio de alto  rendimiento.

 

Baterías de litio de alto rendimiento (> 100 Wh y > 12 kg)


Para  baterías  de alto  rendimiento  actualmente  no  existen  conocimientos  probados  acerca  de  las  medidas   de protección   más   adecuadas.   Por tanto , se  deben  acordar  las medidas  de protección  con el asegurador. Las medidas concebibles a este respecto son, por ejemplo:

 

Separación y limitación de cantidades

 

Almacenamiento en zonas separadas a prueba de incendio o con una distancia de seguridad (separación espacial de 5 m)

 

sistemas automáticos de extinción de incendios

Fuente: VdS 3103

 

Evaluación del riesgo

 

El manual de instrucciones y, en caso dado, una «hoja de datos de seguridad» del fabricante de la batería proporcionan una orientación inicial. Los peligros de las baterías de litio son múltiples: peligro eléctrico, peligro de incendio, peligro ambiental, fuga de ácido, etc.

Para determinar todos los peligros que plantean las baterías de litio, es necesario examinar todo el proceso dentro de la empresa (es decir, desde la recepción de las mercancías, el funcionamiento, el almacenamiento y la eliminación). Es crucial hacer un desglose de la clasificación debido a las considerables diferencias de riesgo: nuevas, dañadas, en uso, cargadas, etc.

 

Ejemplos típicos de lo que hay que identificar y valorar en la evaluación de riesgos:

 

El empleado debe conocer los criterios para detectar cuándo una batería de litio se considera defectuosa/dañada (para que no se utilice más)

 

Debe aclararse el trámite correcto con respecto a las devoluciones/reclamaciones de los clientes si llegan en una condición desconocida (peligrosa) a la propia empresa. En cualquier caso, debe considerarse la carga de las baterías de litio en la evaluación de riesgos del empleador. Se deben evaluar todos los peligros asociados a los procesos de carga y almacenamiento de las baterías y se debe determinar qué medidas de seguridad laboral son necesarias. A partir de la evaluación de riesgos documentada por escrito, se pueden derivar las instrucciones para los empleados y las instrucciones de funcionamiento para el manejo de las baterías de litio.

 

Concepto de protección contra incendios

 

Es importante disponer de un concepto integral de protección contra incendios. Esto incluye no solo las medidas de protección estructurales/técnicas (por ejemplo, el armario de seguridad) sino también las medidas de protección organizativas/comportamentales (por ejemplo, la separación de las baterías dañadas). Para el diseño del concepto, el empleador también debe considerar la cuestión del sistema de aspersores o el sistema de detector de humo/alarma contra incendios.

Incluso el mejor concepto de protección contra incendios es inútil si los empleados no están preparados para una emergencia.  Por lo tanto: formación de los empleados, definición de la cadena de rescate, suministro de extintores manuales y, en caso dado, EPP, formación de emergencias.

 

Acuerdo con el cuerpo de bomberos y seguro de bienes.

 

El concepto de protección contra incendios nunca se elabora en privado, sino que debe ser un esfuerzo de equipo que involucre a varios participantes y expertos. Estos incluyen sobre todo: fabricantes de soluciones de almacenamiento, empleados afectados, directivos, encargados de seguridad contra incendios, representantes de seguros, bomberos, expertos externos.

 

La eficacia y la vigencia del concepto de protección contra incendios debe examinarse periódicamente.

Desconecte el almacenamiento y la carga de las baterías de litio

Protección perfecta con los sistemas de almacenamiento y transporte seguro de CEMO.

«Ir

DT-Mobil COMBI - Repostar siempre y en todas partes

Hágase independiente con una estación de servicio móvil COMBI para diésel y AdBlue®.

«Ir